Exclusive Choices for Residential and Commercial Real Estate
(+1) 305-397-8831
Sator Realty, LLC

De Nueva York a Miami

De Nueva York a Miami

A medida que más organizaciones desarrolladoras con sede en Nueva York y corredores multi-mercado de lujo se dirigen hacia el sur, South Beach surge como el asentamiento favorito alternativo de los neoyorquinos.

Desde la década de los 1930s, los neoyorquinos han elegido a la ‘ciudad mágica; como su destino predilecto para ir a las playas, disfrutar del sol y aprovechar la vida nocturna. Pero en estos últimos dos años, una nueva ola de compradores y desarrolladores de Nueva York han afectado a Miami con el objetivo de establecerse aquí o, por lo menos, quedarse un poco más.

“Para los neoyorquinos, se trata de la conveniencia. Comprar en Miami Beach significa no tener que conducir, acceso fácil a todo, y un montón de comodidades. Por ello, cuando la gente viene aquí, su atención está dirigida hacia Miami Beach,” expone Michael Tillman, directora de Desarrollo y Adquisiciones en la Florida para LeFrak, un grupo privado de empresas de bienes raíces. “La mayoría de los jefes de empresas conocen Miami Beach. Es una entidad probada y, además de su ciclicidad, se ha mantenido relativamente estable y siempre es el primero lugar en crecer de nuevo. Hay más y más interés por parte de los desarrolladores de Nueva York que quieren empezar plataformas aquí abajo.”

Es una indicación importante cuando los desarrolladores como LeFrak empiezan a llegar, ya que señala la presencia de aquellas infraestructuras que anhelan los desarrolladores locales para llevar a Miami Beach al siguiente nivel.

Compradores típicos que se dirigen al sur se dirigen principalmente a las propiedades en la playa. Los nombres más populares son el Continuum, W South Beach, Il Villaggio Paradiso at Gansevoort, al igual que los condominios de tamaño medio, como Capri, Cosmopolitan y Courts at South Beach, recordativos del pasado histórico Art Deco de South Beach.

Los neoyorquinos siempre han tenido una enorme presencia, incluso antes de que el resto del mundo se diera cuenta del potencial de esta ciudad. Con el aumento en impuestos y precios de inmobiliarios en el ‘Estado Empire,’ y la ausencia de impuestos en la Florida, ahora muchos están viendo oportunidades reales. Hay muchas personas en otros estados que no están de acuerdo con un precio de $2,500 por pie cuadrado como buen negocio, pero, comparando estos precios a los de Manhattan, parece una ganga definitiva, y una justo a la arena.

Si se agrega la vitalidad de South Beach y su carácter peatonal, el hecho de que los grandes chefs de Nueva York han comenzado a aparecer por todas partes, que los espectáculos de Broadway han aumentado su presencia en el Sur, que el panorama cultural ya no es sólo Art Basel sino también el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, el New Opera, y el Pérez Art Museum Miami, entonces uno tiene una ciudad la cual los neoyorquinos realmente pueden empezar a amar. 

Aquí radica la gran diferencia entre los europeos y latinoamericanos. No es necesariamente un capital que está tratando de asegurarse en los confines de los Estados Unidos. Se trata de una segunda, tercera, cuarta, quinta, o sexta casa.

Parece que la historia de amor de larga duración entre Nueva York y Miami Beach ha entrado en un nuevo capítulo emocionante.

Site Map

Back to Top
Quick Search
More Options
Terms / Privacy / Accessibility ADA